El uso de aplicaciones móviles de ecommerce y compras online se dispara

23 de Enero de 2015

23/1/2015

 

Según Flurry Analytics, el pasado año, el uso de las aplicaciones móviles aumentó un 76%, lo cual implica un crecimiento anual del 115%, respecto a 2013. Pero ésa no es la nota dominante. Durante este periodo, los usuarios mostraron un interés creciente en las aplicaciones de compras, hasta el punto de que su uso creció nada menos que un 174%. Asimismo, este crecimiento fue todavía más significativo entre los usuarios de Android (220%). Se trata del tipo de apps que más aumentó en popularidad, a mucha distancia del resto.

 

En el lado opuesto, el uso de aplicaciones relacionadas con juegos y entretenimiento apenas creció un 33% durante el pasado año. También se pudo apreciar un crecimiento importante en cuanto a las aplicaciones de productividad (121%), mensajería social (103%) y las cada vez más extendidas sobre salud y deportes (89%). Cabe mencionar el especial interés de los usuarios en las apps de viajes, cuyo uso aumentó un 89%.

 

Definitivamente, los móviles no sirven solo para estar conectados y comunicarnos con nuestros amigos y conocidos, sino que cada vez se utilizan más como herramienta para solucionar y/o agilizar problemas cotidianos y, por supuesto, para comprar. Los datos de Flurry reflejan que los usuarios comienzan su actividad móvil a partir de las 9 de la mañana, horario en el que ya no se encuentran dentro de casa, y que todavía es significativa a partir de las 8 de la tarde, ya de regreso; un horario que aprovechan para comprar, mientras se sientan frente al televisor.

 

El teléfono móvil ha cambiado la forma de comprar, y las apps han facilitado el proceso. Según el Digital Impact Survey, el 45% de los propietarios de smartphone afirma que utiliza a diario estas aplicaciones de compras, o de forma semanal, mientras que otro 18% indica que las usa todos los meses, y otro 37% menos de una vez al mes. Se trata de un medio que facilita la experiencia de usuario, además de contribuir a atraer a nuevos clientes. El 17% afirma que comenzó a comprar en una tienda, gracias a su aplicación móvil.

 

La experiencia móvil, el siguiente reto

La experiencia móvil no es tan buena como cabría desear, lamentablemente. Concretamente, 1 de cada 6 clientes reconoce tener problemas a la hora de utilizar las aplicaciones móviles para comprar en la mitad de las ocasiones. La experiencia de compra empeora en el caso de que el cliente necesite ayuda durante el proceso. El 40% mostró su decepción ante la imposibilidad de poder tener soporte alguno.

 

Ante esta frustrante experiencia, más de la mitad de los clientes (51%) opta por dejar su compra a medias, abandonando su carrito. El 20% afirma que no vuelve a utilizar dicha app para comprar; lo cual no supone únicamente una compra perdida, sino un cliente menos para la empresa.

 

Como podemos observar, el mcommerce se encuentra en su punto álgido de desarrollo. Los dispositivos móviles están presentes durante gran parte del proceso de compra, y su ratio de conversión va en aumento. Todo dependerá de la capacidad y el compromiso de los retailers para ofrecer una experiencia de compra plenamente satisfactoria, aprovechando para ello todos los canales a su alcance.

 

Fuente: PuroMarketing.com – http://goo.gl/UkJuKX – 8/1/2015

Comunícate con Nosotros

País